sábado, 31 de octubre de 2015

UNA MALA DECISIÓN



El silencio de la noche se rompió con el repiqueteo de los tacones de la solitaria dama envuelta en una capa con capucha caminaba presurosa por la acera. En lo alto del firmamento la luna llena vertía su argenta luz sobre ella, dándole un aspecto atrayentemente tétrico.  Cruzó la calle despacio y se detuvo un minuto ante el parque, era el camino más corto para llegar a la fiesta de Halloween que daban sus amigos, sintió un poco de miedo ya que las tibias luces de las farolas  apenas si bordaban sombras fantasmagóricas entre los árboles y vino a su mente una historia que le contaron hace varios años, donde una joven tal día como aquel desapareció en aquel jardín.

 Meneó la cabeza ante su estúpido pánico, sin duda se estaba dejando influenciar por la fecha y los cuentos de viejos. No tenía tiempo para esas tonterías o como de costumbre llegaría tarde.

Con decisión comenzó caminar por el sendero, sonrió tontamente por su temor cuando a lo lejos vio acercarse, con paso tambaleante, a otras personas también disfrazadas de zombies.

Una mueca torció sus bien pintados labios, una  gota de sudor rodó entre sus pechos y un ligero temblor sacudió su cuerpo al escuchar el raro y susurrante cántico que aquellos extraños que cada vez estaban más próximos. Aquello era…, no eso eran leyendas para asustar a los niños.

 Quiso darse la vuelta y regresar pero sus pies no respondían y no fue capaz de moverse un ápice.

Intentó gritar pero ningún  sonido salió de su garganta cuando el primero de aquellos seres llegó a su altura, un rostro maliciento de orbes hundidos la contemplaba con lo que algún día pudo ser una sonrisa, al tiempo que le tendía el crucifijo que portaba.

Sus brazos, como resortes tomaron aquella cruz mientras su capa resbalaba sobre los hombros hasta yacer en el suelo. Sin mediar palabra comenzó a dar un paso tras otro abriendo aquella procesión de muerte seguida de miles de cuerpos traslucidos hasta perderse entre las sombras.

Nadie supo de ella nunca más, sólo el trozo de tela que la envolvía apareció en un camino del parque.

Cada noche, con el rostro ajado y ceniciento, una mujer desaparecida llevando una cruz en la mano abre el sequito de la Santa Compaña, buscando un alma errante que la libere del peso aquella maldición. 

15 comentarios:

  1. uy que buena historia me impacto el final te mando un beso y te deseo un buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, un beso grande y feliz semana.

      Eliminar
  2. Hola, Mariola... JP te ha recomendado muy bien y, desde luego, me ha gustado el relato que acabo de leer
    Supongo que, tarde o temprano, esta mujer acabará encontrando alguna alma que la libere
    Te invito a conocer mi blog
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita y me alegro que te haya gustado. Seguro que tarde o temprano alguien la liberará, siempre lo hacen. Iré con gusto a conocer tu blog. Besos

      Eliminar
  3. Hola Mariola, he venido a conocer tu blog por mediación de JP.
    Me ha gustado este relato tan inquietante. La Santa Compaña captó a la pobre chica y la cadena continúa.

    Estás invitada a conocer mi blog de relatos y poesía, te espero.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nena Kosta por tus palabras. Acepto gustosa la invitación. Besos.

      Eliminar
  4. Hola Mariola, vengo a visitarte gracias a JP y he de decir que esta pequeña historia me ha puesto los pelos de punta!!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita. No pretendía asustar a nadie, pero era Halloween. Besos.

      Eliminar
  5. Holaaa! Yo también te he conocido gracias a JP y me ha gustado el relato en el sentido de que es súper misterioso ^^ ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tu visita y por seguirme, espero que las próximas historias también te gusten y si no es así, me das un tironcito de orejas. Besos.

      Eliminar
  6. Ya tienes una seguidora más, por cierto ^^

    ResponderEliminar
  7. Hola vengo del blog de JP que recomendo el tuyo y me gusta.
    Seguro que algun dia esa mujer se liberara de su cruz.
    Bueno me quedo por aqui y te invito a conocer saborescompartidos.
    Besotesssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita, seguro que algún día alguien le tomará el relevo.
      Estás en tu casa.
      Será un placer conocer tu blog. Besos

      Eliminar
  8. Mi amiga Citu me habló de ti y he pasado a saludarte. Ya me tienes de seguidora. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita, espero no defraudarte paisana. Un beso grande.

      Eliminar

Gracias por acercarte, leerme, y dejar tu comentario.
¡Siempre serás bienvenido!