viernes, 29 de marzo de 2019

QUISE


(Imagen de la red)

Hoy que nadie nos oye te contaré un secreto, te abriré mi alma permitiendo que veas  a través de ella solo por una vez, luego la cerraré y tiraré la llave al mar donde nadie, ni siquiera yo, la pueda encontrar.

Quise decirte que quería un mundo mágico solo para nosotros dos. Ser la melodía que te alegrara el atardecer, un trago de vino que te endulzara el paladar y quemará la garganta.

El agua que resbalaba cada mañana por el cuerpo y el jabón que perfumaba la piel. El viento que te besaba el rostro y se colaba por el cuello de la camisa para hacerte sentir escalofríos.

Quise convertirme en las sábanas que a la noche te envolvían con tibieza para acariciar cada rincón de tu ser. La Luna que guardaba tus sueños y el Sol de tus días fríos.

Una solitaria gota de sangre recorriendo por las venas o uno solo de los latidos de tú corazón. Un pensamiento perdido, un segundo del día,  una imagen borrosa, un recuerdo entre la niebla…

Quise contarte tantas cosas pero callé,  mereces algo más que efímeros deseos, y quizá, haya quien lo llamé cobardía. 
Yo,  yo, lo llamo simplemente amor.

Aunque mi destierro es el olvido, gustosa arrastro las cadenas de mi condena, por que si algo quise, si algo quiero, es que seas feliz.



©María Dolores Moreno Herrera. 

domingo, 23 de septiembre de 2018